Libro electrónico

Para que nadie quede atrás

Periodistas de la Universidad de Chile recuerdan a sus compañeras y compañeros

Para que nadie quede atrás

Autor(es):

Año:

2014

Páginas:

125

Información de contacto

Para que nadie quede atrás es un complemento cronológico de otras dos publicaciones que reseñan historias de protagonistas de seis décadas de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile: Vendedores de sol, editado por Alejandro Cabrera Ferrada en 1994 -recopilación de crónicas y testimonios personales sobre los primeros 40 años del plantel-, y Morir es la noticia, publicado por Ernesto Carmona Ulloa en 1997, acerca de periodistas y estudiantes asesinados o desaparecidos bajo la dictadura militar, así como de reporteros cuyas vidas fueron brutalmente alteradas por la asonada golpista de 1973.

Esta primera entrega incluye a 25 ex compañeras, compañeros y docentes de Periodismo. Gustavo González señala en el prólogo que "es una suerte de friso generacional, con semblanzas de señeras figuras del periodismo chileno que pasaron por el añorado edificio de la calle Los Aromos (hoy calle Profesor Juan Gómez Millas) y por las casonas de la calle Belgrado (hoy calle Periodista José Carrasco Tapia). También las jóvenes generaciones del Campus Juan Gómez Millas han contribuido".

El compilador resalta que se trata de "un homenaje a quienes dejaron sus huellas de amistad, solidaridad y talento en su paso por nuestras aulas, pero es también un aporte a la recuperación de la memoria colectiva de nuestra Escuela de Periodismo, que a sus 61 años entra en la etapa de 'adulto mayor' en medio de desafíos permanente de renovación y de lucha por la democratización de las comunicaciones y por una educación superior libre y gratis".

El texto es también un reconocimiento póstumo al profesor Alejandro Cabrera Ferrada, miembro de la primera generación de estudiantes de la Escuela y editor de Vendedores de sol, y a Patricia Bravo Berti, coautora de Morir es la noticia.

El diseño gráfico y la publicación digital del libro fueron realizados por el Sistema de Servicios de Información y Bibliotecas (SISIB) de la Universidad de Chile.

Evocaciones

Para que nadie quede atrás registra hoy las semblanzas de Claudia Araya Palacios por Mireya Seguel; María Celina Arosteguy por María Eugenia Borel; Alexandra Barrientos por Horacio Marotta; Juan Bastidas por Alipio Vera Guerrero; Hernán Barahona por Raúl Rodríguez; Patricia Bravo Berli por Mónica Silva Monge; Rubén Bravo de la Vega por Sandra Pizarro Catalán; Carolina Cárdenas Beltrán por Christian Fuenzalida, Hilda Pacheco Barrera, Sergio Pizarro y Carola Muñoz; Alejandro Cabrera por Gustavo González Rodríguez; Roberto Casanova Valdebenito por Alfredo Rojas Salinas y Roberto Rubio Ramírez; Raquel Correa por Lidia Baltra Montaner; Rodrigo García por la Generación 1987–1991; Cornelio González por Héctor Velis-Meza; Guillermo Hidalgo Muñoz por Charlie Donoso Astete; Claudio Le-Fort por Inge Buckhendal, Verónica Franco y Mireya Seguel; Patricio Muñoz Madariaga por Federico Gana Johnson y Luz María de la Vega; Agustín "Paco" Oyarzún por Toño Freire; Quémil Ríos por Mónica Villarroel, Roberto Farías y Ruth Melgarejo; Myriam Sáa Contreras por María Verónica Martínez Rogers y Horacio Marotta; Jorge Silva Luvecce por Gustavo González Rodríguez y Maruja Bañados Contador; René Toro Trujillo por Carlos Guerra; Jorge Uribe Navarrete por José Blanco Jiménez y Enrique Fernández; Andrés Urruticoechea Basaure por Marcos Valeria; Edmundo Villarroel Ilic por Doris Jiménez Villarroel, y José Miguel Zambrano por Juan Araya Díaz, Luz María de la Vega, Oriana Zorrilla y Ana María Ortiz.

Compartir:
http://uchile.cl/c100857
Copiar